jueves, 10 de junio de 2010

Leyendas de Sevilla - 2 La cena de las velas



Imagen superior: Teudiselo (Teodisclo)
Imagen inferior: Tenante visigodo (Museo Arqueológico de Sevilla)


Durante el reinado visigodo en la península, el general Teudiselo fue designado nuevo rey de los godos en el año 548. Era un hombre joven y valiente, curtido en la guerra contra los francos, acostumbrado a pelear y conseguir aquello que se le antojaba. Su nombramiento como rey no atemperó su rebelde espíritu sino que viéndose dueño del poder usó éste para establecer nuevos impuestos sobre una población empobrecida por las continuas guerras, encarcelar a sus enemigos o mandarlos a las lejanas contiendas del norte contra los francos cuando se le antojaba la esposa de alguno de ellos, cosa habitual en él dada su afición al vino y las mujeres.
Llegó a tal nivel el descontento entre los aristócratas godos y a tal cantidad los ofendidos por los desmanes reales que se unieron para conspirar contra Teudiselo y hallaron la ocasión con motivo de una cena que, por obligación, los reyes daban cada año a sus nobles.
Discurría el año 549 cuando en los salones del Alcázar sevillano, a la luz de las velas, se dispuso una gran mesa para el banquete con abundante vino y viandas. Teudiselo, como de costumbre, bebió en exceso ya que era ajeno a la conspiración que se había tramado. En un momento de la cena y a la señal que habían acordado, los invitados soplaron sobre las velas que iluminaban la mesa apagando éstas y dejando la sala a oscuras. Los nobles más cercanos sujetaron al rey y los demás se fueron levantando, de uno en uno, y pasando frente al monarca clavaron sus cuchillos en el pecho real. De esta forma vengaron su afrenta y, al haber sucedido todo en la oscuridad, no había testigos que pudieran culpar a alguien de haber asesinado al rey y, por tanto, ningún noble quedaba excluido para ser nombrado nuevo monarca.

2 comentarios:

robles dijo...

Un lector me ha dicho que en esa época aún no existía el Alcázar y por lo tanto el suceso debió suceder en algún lugar distinto a ese palacio porque en ese solar había construida una iglesia, Saludos

galise dijo...

Así debe ser, los Reales Alcázares conforman un conjunto de edificios cuya construcción se inicia en la época islámica y por tanto son posteriores a la época visigoda en que se ubica la leyenda. Sin embargo, unas excavaciones realizadas el año 2007 en el Jardín Inglés de los Reales Alcázares sacaron a la luz restos de una antigua estructura del período visigodo y se tiene conocimiento que entre los siglos VI y IX esta zona quedó despoblada al quedar dentro del cauce del Guadalquivir.
Desconocemos si el Palacio de los reyes visigodos de Sevilla estuvo donde actualmente se encuentran los Reales Alcázares o en otro lugar.
Gracias por su comentario. Saludos.