domingo, 27 de noviembre de 2016

Murillo - La Virgen de Sevilla... en París

Murillo - La Sagrada Familia, llamada "La Virgen de Sevilla" - Museo del Louvre de París
LA SAGRADA FAMILIA, LLAMADA "LA VIRGEN DE SEVILLA" (1665-70)
Bartolomé Esteban Murillo
Óleo sobre lienzo (2,40m x 1,90m)
MUSEO DEL LOUVRE - PARÍS

      Son muchos los sevillanos que desconocen que en la capital francesa hay una imagen a la que llaman “La Virgen de Sevilla”. He aquí una pequeña historia sobre ella.
      El año 1658, Bartolomé Esteban Murillo efectúa un viaje a Madrid donde estudia las pinturas de los maestros tanto del Renacimiento italiano como de la Escuela Flamenca. Ese conocimiento supone un punto de inflexión que incidirá en las obras de su madurez.
      Entre 1665 y 1670, dentro de su gran producción de cuadros religiosos para iglesias y conventos, realiza un lienzo sobre la Sagrada Familia en la que aparecen las figuras de María y su prima Santa Isabel con los pequeños Jesús y Juan Bautista bajo la atenta mirada del Padre y la Paloma que representa al Espíritu Santo.
      En esta obra, donde se observa la influencia del maestro Rafael de Sanzio, Murillo nos muestra una estampa familiar plena de gracia y ternura. La luz y el colorido dan alegría y vitalidad a la escena. Es el tipo de pintura que gusta tanto al pueblo como a los expertos y explica el éxito de Murillo.
      Desconocemos cual fue el destino de este cuadro cuando salió de las manos del Maestro ya que la siguiente referencia la tenemos el año 1786 en que el rey Luis XVI de Francia lo adquirió para su colección y posteriormente pasó al Museo del Louvre donde se encuentra en la actualidad.
      Aunque el tema representa la Sagrada Familia, el origen sevillano de la obra hizo que el cuadro fuese conocido popularmente como “La Virgen de Sevilla” y así ha llegado hasta nuestros días.