domingo, 4 de diciembre de 2016

José Ribera y la Inmaculada Concepción

      José de Ribera y Cucó (Játiva 1591 - Nápoles 1652), conocido por "el españoleto",  desarrolló casi toda su carrera pictórica en Italia evolucionando en su pintura desde un estilo tenebrista influenciado por Caravaggio hacia el colorido y luminosidad de los pintores del Renacimiento italiano y la Escuela Flamenca. Considerado uno de los grandes maestros de la Escuela Napolitana, sus obras llegaron a España a través de los encargos que recibió para iglesias y conventos de nuestro país influyendo su técnica y modelos iconográficos en los pintores españoles de la época, entre ellos Velázquez y Murillo.
      Recogemos aquí cuatro cuadros de José Ribera dedicados a la Inmaculada Concepción en los que podemos observar una técnica, iconografía y colorido que posteriormente veremos en las magníficas Inmaculadas de nuestro genial Murillo.

Inmaculada Concepción (siglo XVII) - José Ribera - Museo del PradoInmaculada Concepción (h1635) - José Ribera - Convento de Agustinas Recoletas - Salamanca
Inmaculada Concepción (s XVII)
Óleo sobre lienzo
258  x 177 cm.
MUSEO DEL PRADO - MADRID
Inmaculada Concepción de Monterrey (1635)
Óleo sobre lienzo 
502 x 329 cm.
CONVENTO DE AGUSTINAS RECOLETAS - SALAMANCA
Inmaculada Concepción (1637) - José Ribera - Colección Harrach - Schloss Rohrau - VienaInmaculada Concepción (h1650) - José Ribera - Museo del Prado
Inmaculada Concepción (1637)  
Óleo sobre lienzo
249 x 164 cm.
COLECCIÓN HARRACH - VIENA
Inmaculada Concepción (primera mitad s XVII)
Óleo sobre lienzo
220 x 160 cm.
MUSEO DEL PRADO - MADRID

      Destacaremos que la Inmaculada Concepción llamada "de Monterrey" fue un encargo realizado por el entonces Virrey de Nápoles, don Manuel de Zúñiga y Fonseca, conde de Monterrey, para el retablo mayor de la iglesia del Convento de Agustinas Recoletas de Monterrey en Salamanca. Esta obra supone romper con la rigidez y austeridad de las representaciones de la Inmaculada realizadas hasta la fecha por los Maestros españoles Velázquez o Zurbarán. Ribera adapta los modelos italianos al barroco español dando paso a una pintura luminosa y colorista que será de gran influencia en las Inmaculadas de Murillo.