domingo, 16 de octubre de 2016

Leyendas de Sevilla - 17 Nuestra Señora de los Reyes

Nuestra Señora de los Reyes - Anónimo siglo XIII - Gótico - Catedral de Sevilla
NUESTRA SEÑORA DE LOS REYES
Anónimo - Siglo XIII
Catedral de Sevilla

      El rey Fernando III el Santo, fiel devoto de la Santísima Virgen, se hacía acompañar durante sus campañas militares de una imagen de Nuestra Señora a la que orar para suplicarle ayuda en las batallas contra los infieles o darle las gracias por sus victorias. Así, durante el asedio a la ciudad de Sevilla entre agosto de 1247 y noviembre de 1248, nos cuenta la tradición que al Rey le acompañaba una imagen de la Virgen que le había regalado su primo el rey San Luis IX de Francia y que es la que hoy podemos contemplar en la Catedral de Sevilla bajo la advocación de Nuestra Señora de los Reyes.
      Pero el pueblo no podía considerar aquella imagen tan bella y suntuosa como un simple regalo entre mortales, aunque fuesen santos y reyes, y creó en torno a ella una leyenda que ha trascendido hasta nuestros días.

Capilla de Nuestra Señora de los Reyes - Catedral de Sevilla
CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS REYES - CAPILLA REAL
Catedral de Sevilla

      Durante el largo asedio a la ciudad de Sevilla, defendida por el rey Axataf, la moral de las tropas cristianas tuvo sus altibajos debido a las continuas escaramuzas, a las penurias derivadas de la estancia en campamentos sometidos a las inclemencias del tiempo, a la dificultad del aprovisionamiento y al temor de que los sitiados pudiesen recibir ayuda de los almohades. El rey Fernando oraba ante Nuestra Señora suplicando su ayuda para que aquella situación finalizase pronto y la Cruz se alzase sobre el alminar de la Mezquita Mayor de Sevilla.
      Una noche el monarca tuvo un sueño. La Virgen, sentada en un trono y con su Hijo en los brazos, le dijo: “Fernando, por tu gran piedad, yo te prometo que habrás de conquistar Sevilla”. Y así fue, el 23 de noviembre de 1248 se produjo la entrega de las llaves de la ciudad y el 23 de diciembre Fernando III entró en la ciudad por la Puerta de Goles, después llamada Puerta Real.

El sueño de San Fernando - Atribuido a Matías de Arteaga y Alfaro h. 1672 - Colección BBVA
EL SUEÑO DE SAN FERNANDO
Atribuido a Matías de Arteaga y Alfaro - Hacia 1672
Colección BBVA

      Una vez aposentado en el Alcázar hizo llamar a varios escultores para que reprodujeran la imagen de la Virgen que había visto en su sueño pero ninguno consiguió ese parecido que el Rey ansiaba.
      No cejaba el monarca en su empeño y un día recibió la visita de tres jóvenes escultores provenientes de Alemania que decían venir a estudiar las técnicas artísticas de los maestros que había en la ciudad. El rey los acogió durante su estancia y ellos en agradecimiento le ofrecieron hacerle una imagen de la Virgen a condición de realizar la obra sin ser vistos ni molestados.

San Fernando recibe las llaves de la ciudad del rey Axafat - Sobre pieza de cobre de 46 cms - Francisco Pacheco 1634 - Catedral de Sevilla
SAN FERNANDO RECIBE LAS LLAVES DE LA CIUDAD DEL REY AXAFAT
Francisco Pacheco - 1634
Catedral de Sevilla

      Se les preparó una estancia para su trabajo y el rey les ofreció cuantos materiales o herramientas necesitasen pero ellos declinaron el ofrecimiento y se encerraron en la habitación dispuestos a trabajar en la imagen ofrecida.
      Al cabo de un tiempo, una sirvienta, extrañada de que no se oyesen los golpes propios del trabajo de talla, se acercó a la estancia y oyó una dulce música. Sorprendida, miró a través de la cerradura y descubrió a los tres jóvenes orando arrodillados y envueltos por un gran resplandor.
      Fue a comunicarle la nueva al rey que inmediatamente se dirigió a la estancia y abriéndola encontró la imagen de Nuestra Señora tal como la había visto en su sueño no quedando rastro de los jóvenes escultores ni de material o herramienta que se hubiese podido usar para su talla.

Fernando III el Santo - Murillo 1671 - Catedral de SevillaFernando III el Santo - Atribuido a Ignacio de Ries  - Hacia 1650-60 - Ayuntamiento de Sevilla
FERNANDO III EL SANTO
Bartolomé Esteban Murillo  - 1671
Catedral de Sevilla
FERNANDO III EL SANTO
Atribuido a Ignacio de Ries  - Hacia 1650-60
Ayuntamiento de Sevilla

      Ningún centinela del Alcázar dijo haber visto a los jóvenes salir y los escultores que examinaron la obra certificaron la imposibilidad de haber realizado la talla en tan poco tiempo. Así también lo declaró el obispo Don Remondo y, considerándolo un hecho milagroso, ordenó que la imagen fuese colocada en la Capilla del Alcázar bajo la advocación de Nuestra Señora de los Reyes.
      En su testamento, Fernando III el Santo expresó su deseo de ser enterrado a los pies de esta imagen y así podemos verlo actualmente en la Capilla Real de la Catedral hispalense, un una urna de plata, reposando bajo la imagen protectora de Nuestra Señora de los Reyes.
   
      Nuestra Señora de los Reyes es Patrona de la Archidiócesis de Sevilla y su festividad se celebra el día 15 de agosto.