martes, 3 de noviembre de 2015

Estampas de Sevilla - 20 Plaza de Doña Teresa Enríquez

Sevilla - Plaza de Doña Teresa Enríquez

      Junto a la iglesia de San Vicente, en el casco histórico de la ciudad, encontramos una de las plazas más pequeñas, coquetas y típicas de Sevilla: la Plaza de Doña Teresa Enríquez.
      La plaza debe su nombre a una noble dama nacida el año 1450 en Valladolid, doña Teresa Enríquez, prima del rey Fernando V de Aragón y amiga y confidente de la reina Isabel la Católica, que llegó a Sevilla el año 1511 acompañando al rey Fernando y su segunda esposa Germana de Foix.
      De vida austera, doña Teresa dedicaba la mayor parte de su tiempo a fomentar el culto al Santísimo Sacramento mediante la creación de cofradías o hermandades sacramentales y a la ayuda a los más necesitados. El Papa Julio II la llamaba "la loca del Sacramento" por su pasión en este empeño de culto al Santísimo. Durante su estancia en Sevilla fundó y fue primera hermana de las Sacramentales de San Salvador, San Lorenzo, del Sagrario, de San Vicente, San Gil Abad, Magdalena, Santa Ana, Santiago el Mayor y San Isidoro. Falleció en Torrijos (Toledo) el año 1529.

      Una placita que nos atrae por su vivo y alegre colorido, la sombra y perfume de los naranjos, la esbelta cruz de piedra que brota en su centro, las horas en que el silencio sólo es perturbado por el trino de los pájaros y cómo en ella parece haberse detenido el tiempo para admirarla.