lunes, 12 de septiembre de 2011

Feria de Morón de la Frontera 2011

Morón de la Frontera - Feria 2011 - Lorena Pérez Martín Morón de la Frontera
Cartel Feria 2011 Gallo y Castillo de Morón

En la campiña sevillana, Morón de la Frontera se viste de gala para celebrar su Feria y Fiestas del 15 al 18 de septiembre.
El origen de la Feria es, como en la mayoría de ciudades, la tradicional Feria de ganado que servía para la compraventa e intercambio de productos agrícolas o ganaderos y que hay constancia de su celebración en Morón en el siglo XVI. En 1861 es la Alameda el lugar elegido para celebrar este evento y, con las transformaciones debidas al devenir del tiempo, hoy podemos disfrutarla como un lugar de diversión y encuentro.
Del programa de actos elaborado para estos días destacamos:
Día 14: Prueba del alumbrado a las 22.00 h.
Día 15: Concurso de Sevillanas en la Caseta Municipal a partir de las 14.00 h.
Día 16: Paseo de caballos y continúa Concurso de Sevillanas.
Día 17: Paseo de caballos y Final del Concurso de Sevillanas.
Día 18: Paseo de caballos, entrega de trofeos del Concurso de Sevillanas y a las 12 de la noche fuegos artificiales.
Todos los días hay actuaciones en la Caseta Municipal.
No olviden darse un paseo por Morón y visitar la iglesia de San Miguel, conocida como la catedral de la Sierra Sur, entrar en sus iglesias, pasear por sus parques con magníficas vistas, darse el lujo de tapear en sus muchísimos bares, llevarse unas ricas aceitunas o un excelente aceite de oliva virgen extra y, como colofón, una cajita de dulces elaborados en los conventos moronenses de Santa Clara o Santa María.

2 comentarios:

Andaluz dijo...

Moron es un pueblo precioso, y su sierra igual, me conozco aquello como la palma de mi mano, anda que no he ido veces por esparragos jejeje

galise dijo...

Cierto que es un pueblo precioso y, por circunstacias familiares, muy querido para mi. La gente es simpática, abierta y acogedora. De las yemas del convento de Santa Clara ni te cuento, tomarte una y sentir el sabor del Cielo es todo uno.
La Feria, muy buena pero demasiado ruidosa (parece que hay un concurso entre las casetas a ver quién pone la música más alta).